La última vez Jaqueline Aguirre nos comentaba que para construir una estrategia exitosa de procuración de fondos hay que hacer un discurso acorde al perfil de nuestro patrocinador. En esta nueva entrada, más allá de recordarnos que si podemos vivir de nuestros servicios y productos artístico-culturales, menciona que hay que ser conscientes del impacto social que generamos y potenciarlo a la hora del financiamiento, así como otros valiosos consejos.

No te quedes con la duda, acompáñame.  

El año pasado trabajé con unos artistas que deseaban hacer una exposición acerca de las ballenas en Baja California (México), ¿qué fue a lo que dimos prioridad?, que estábamos visualizando y rescatando patrimonio. Entonces no fue la exposición por sí, sino lo que estaba detrás, lo que detonó el éxito del proyecto.

Jaqueline Aguirre

Entonces, seas artista, gestor cultural o consolides obras de teatro debes de tomar en cuenta cómo impactas (o puedes llegar hacerlo) a la sociedad en la que te desarrollas; y con ello, acercarse a los financistas o posibles aliados para hacer realidad tu sueño. 

Otra cosa que no hay que olvidar es que cada plan de recaudación de fondos es único y se hace en condiciones específicas; sin embargo, hay pautas generales, desde su experiencia Jaqueline Aguirre nos comparte las siguientes: 

1.- Conocer el proyecto a plenitud 

En otras palabras, debes tener muy en claro tu proyecto; no tener ninguna duda al respecto, porque cuando estés ante tus posibles patrocinadores debes de tener seguridad y claridad en tus palabras. De igual manera, considera que no todo el mundo conoce tu proyecto ni maneja tu mismo slag y referentes. Por lo tanto, trata de explicar tu iniciativa y/o proyecto lo más claro posible, deja todo el intelectualismo y palabras complicadas para después.

Te podría interesar | PEST: la herramienta clave en el emprendimiento cultural.

2.- Tener un plan a la mano

Deja en el pasado la improvisación, si de verdad quieres triunfar en tu recaudación de fondos crea un plan. Jaqueline Aguirre lo divide en dos partes: Marketing para la cultura y procuración de fondos. El primero lo dirige aquellos que les interesan las ventas, lanzamiento de un producto o de un servicio; el segundo se refiere más al hecho de acercarse a alguien que quiere o  tiene la obligación de causar un impacto social (Gobierno y Tercer sector).

3.- Perfil del patrocinador 

En tercero, Jaqueline Aguirre nos habla de que tenemos que aprender hacer una base de datos sencilla en la cual nosotros vallamos decantando en ese océano de posibles patrocinadores e ir visualizando cuál es el que me interesa más, cuál es el que tiene mayor afinidad con mi proyecto y/o emprendimiento cultural; e incluso, cuál es el que voy a dejar al último;  porque también hay que ir viendo cómo gestionar nuestra energía, tiempo y dedicación. 

Abonando a lo anterior, en Córima siempre recomendamos la diversificación en las fuentes de financiamiento, lo que implica dialogar con varias maneras de obtener recursos.  De ello, Jaqueline nos dice que lo ideal es mantener un equilibrio entre los financistas tanto para el emprendimiento como para los gestores culturales que realizan (generalmente) proyectos culturales. 

¿Qué hacer y qué no hacer? 

  • Dejar la carpetitis:

En otras palabras, hacer una carpeta y compartirla un sinfín de veces no te ayudará para encontrar el éxito. Recordemos que en la entrega pasada hablamos sobre la importancia de crear discursos personalizados dependiendo del patrocinador o financista que estemos buscando. 

Hay que intentar comunicarnos por Zoom o similares, enviar correos personales; en fín por medios que demuestren nuestra pasión y talento por lo que estamos ofertando al mundo. 

  • Quitarse las timideces.

Si te da pena pedir dinero o vives con inseguridades trabájalas y supéralas. En el ámbito de la procuración de fondos hay que acercarse a las personas, no hay de otra. En ese sentido debemos salir con seguridad y fe en nuestro proyecto, reflejando que es importante y tiene impacto social.  

  • Infórmate constantemente

Ahora gracias a internet tenemos muchos materiales, el chiste es que te pongas a buscarlos en San Google. Jaqueline Aguirre nos recomienda Procuración de fondos para la promoción cultural o el libro Estrategia Radial de Alex Paredes en cual nos dice que hagamos nuestra propia marca y que a partir de tu marca y tu propiedad intelectual puedes desarrollar otros productos tal como hacen los artistas de gran envergadura como David Bowie.

  • Acércate al Marketing

Hoy los principios básicos del marketing te pueden hacer un paro; especialmente para saber cómo presentarse,  venderse o crear un discurso que conmueva y demuestre que tú y lo que haces tiene valía. Claro, ello implica manejar el lenguaje técnico. 

Asimismo, la experta nos recomienda apostar por el Crowfounding, y (por último) recordamos que esta parte del proyecto y/o emprendimiento cultural requiere de esfuerzo, dedicación y tiempo. Siendo conscientes de que la procuración de fondos no es una tarea trivial y que el camino no es fácil ni rápido.

Te podría interesar | 4 aspectos clave que todo emprendedor cultural debería saber